El deporte y su lógica biológico-emocional

Que el deporte es tan importante para tener una buena salud es algo que seguro has oído, y que el sedentarismo es tan malo también, pero nadie nos cuenta su lógica biológico-emocional. ¿Sabes porque es tan perjudicial el sedentarismo? Ya sé que dirás que es un tema de acumulación de grasas (eso no se debe al sedentarismo, se debe a la ingesta excesiva de calorías) o quizás pienses que el cuerpo se atrofia al no usarlo (una buena razón, aunque no necesita de mucho uso para que esto no suceda) pero en realidad estoy convencido que va en otra dirección.

Equilibrio Salud-Emoción

Como ya he comentado en alguna de mis entradas al blog, parece más que probado que en toda enfermedad hay un factor de impacto biológico-emocional, pero a eso hay que sumarle el estado en el que se encuentra el cuerpo, es decir, como es tu alimentación y hábitos de vida.
La aparición o no de una enfermedad surge del equilibrio entre estos dos factores, cuanto mayor es la calidad de tu salud física porque te alimentas bien y no ingieres ningún tipo de sustancia tóxica (drogas, fármacos, pesticidas y mierdas varias que nos echan en la comida) más fuerte tendrá que ser el impacto biológico-emocional y más peso deberá tener para que la balanza se decante hacia ese lado y termine generando un síntoma.
Así pues, ¿es vital llevar una alimentación sana y no estar expuesto a factores contaminantes externos? No, no es vital, como lo demuestran las personas que viven cerca de zonas donde los niveles de toxicidad son tan altos que afectan no solo al ambiente, sino también a todo lo que comen. Pero si decides dejar de cuidar tu alimentación mejor te vas a vivir en una celda de clausura, minimizas la posibilidad de que se produzca ningún impacto biológico-emocional, y olvídate de tener pareja, hijos, trabajo, interacción social, actividades al aire libre, y sobre todo familia…. En fin, olvídate de todo, pero igual te mueres de aburrimiento…

¿Y el deporte cómo afecta a nivel biológico-emocional?

Buena pregunta, a todo eso, uno puede pensar que el deporte ayuda a eliminar toxinas, eso es cierto, pero la acción más beneficiosa del deporte no está tanto en sudar y dejarse la piel y los pulmones saliendo a correr (el deporte cuando deja de ser aeróbico hace que las células sufran por falta de oxígeno) sino en hacer ejercicio de manera que todo nuestro cuerpo se ponga en movimiento.

Ya comenté en entradas anteriores como afecta el movimiento del cuerpo al equilibrio entre los dos hemisferios del cerebro. Esta acción, aunque a menor escala, es la que hace nuestro cerebro para equilibrar las emociones vividas en un día durante la fase REM del sueño. La fase REM (Rapid eye movement o movimiento rápido de ojos) estimula ambos hemisferios del cerebro y busca equilibrar las emociones vividas durante el día.

Pero muchas veces con la fase REM no es suficiente, y cómo el homo sapiens no está diseñado biológicamente para vivir todo el día sentado en una silla de despacho o un sofá, debes buscar la manera de poder generar este reequilibrio, y sólo lo puedes hacer moviéndote,  así que sólo te queda la opción de hacer actividad física fuera del trabajo, o ir andando a él, o bailar o… todo aquello que se te ocurra y que permita mover ambos lados del cuerpo…

Author: Pep Viñas

Nacido cerca de Barcelona en 1977, a los 35 años paso por una experiencia de vida que provoca un cambio en mí y empiezo a investigar y profundizar en las causas de las vivencias que se dan en la vida. Investigo sobre la enfermedad y descubro otras opciones que me permiten empoderarme y auto-responsabilizarme, y de esta manera, poder tomar las decisiones que marcan el rumbo hacia obtener resultados en salud imprevisibles.
A raíz de eso, me propongo dar a conocer todo aquello que he ido encontrando y comprobando, para que todo el que quiera pueda beneficiarse…

sobre mi

Deja un comentario

*